Blanqueamiento dental en Madrid

A finales del siglo XIX los odontólogos empezaron a blanquear dientes vitales, aunque ya los romanos daban importancia a tener unos dientes bellos y blancos. Empleaban urea y especialmente urea de Portugal.

Ya en el siglo XIX se empezó a usar peróxidos y éter para la fluorosis así como para el blanqueamiento dental. Sin embargo, un tratamiento duraba aproximadamente 30 minutos y estas sesiones se repetían hasta 25 veces.

Los periodoncistas conocían ya el peróxido de carbamida como antiséptico bucal. Y en 1968 se empleó junto con una férula de estabilización de la mordida comprobando un aclaramiento de los dientes como efecto secundario. Basándose en esta experiencia se desarrolló el primer blanqueamiento comercial para blanquear dientes vitales. Contenía peróxido de carbamida al 10%.

¿Qué es el blanqueamiento dental dental?

La historia de del blanqueamiento de dientes vitales y desvitalizados es muy reciente, como se refleja por la fecha de introducción en el mercado de productos comerciales.

El blanqueamiento dental está de moda: los pacientes desean unos dientes blancos y los odontólogos ven en ello un nuevo servicio que aportar como sanitarios.

Pocas novedades en el sector dental han tenido una aceptación tan alta entre el público y la profesión. La mayoría de los estudios científicos ha establecido que el peróxido de carbamida al 10% en tratamientos de blanqueamiento dental es un procedimiento seguro.

En general los métodos de blanqueamiento son, en dientes vitales o en dientes desvitalizados.

En el blanqueamiento de dientes vitales se usan sustancias químicas sobre el esmalte que, por tanto, actúan sólo sobre tinciones del esmalte. Este método, también se denomina blanqueamiento dental externo.

En el blanqueamiento de dientes desvitalizados se emplean sustancias químicas en la cavidad pulpar. Con ello se actúa sobre las tinciones en el interior de la dentina coronaria. Se habla también de blanqueamiento dental interno.

El blanqueamiento en la consulta ( in-office-bleaching), se hizo antiguamente con métodos muy agresivos usando principalmente peróxido de hidrógeno al 33%, calor y luz, que podían dañar la sustancia dura dentaria. También hoy día tiene gran importancia el blanqueamiento de los dientes en la consulta odontológica . Por ejemplo, si se tratan los incisivos con carillas y sólo se blanquean los caninos, se elige el blanqueamiento en la consulta. Si se tiene qye alcanzar el resultado más rápidamente, se recomienda añadir el blanqueamiento en la consulta al blanqueamiento domiciliario. Para ello, se emplean sustancias químicas más fuertes, pero también fuentes de energía (calor y luz). La mayoría de las veces se necesitan tres sesiones de blanqueamiento.

Ventajas del blanqueamiento dental

Respecto al blanqueamiento en casa o ambulatorio (home-bleaching) podemos encontrar una serie de ventajas como:

  • Menos tiempo que perder en ir al consultorio.
  • La técnica es normalmente un blanqueamiento dental de menor precio.
  • Los pacientes blanquean sus dientes tanto tiempo como desean y no tienen que acudir a las revisiones.
  • El blanqueamiento dental casero, no requiere dique de goma, muchos pacientes tienen una alergia adquirida al látex y no toleran la goma que se usa en el blanqueamiento dental en el dentista.
  • El proceso de blanqueamiento dental es más natural y más lento, y por ello más conservador con los dientes.

Inconvenientes del blanqueamiento dental

En contra podemos ver algunos inconvenientes de los blanqueamientos dentales como que:

  • Los pacientes tienen que cooperar de manera activa. Si no llevan la férula de blanqueamiento dental, no se consigue resultado alguno.
  • Por el contrario, si llevas la férula de blanqueamiento demasiadas horas al día, con frecuencia se produce hipersensibilidad dental.
  • Existen pacientes que desean que el blanqueamiento se lo practique el odontólogo o sus colaboradores, aunque esto suponga un coste y un tiempo de tratamiento mayores.
  • El proceso de blanqueamiento dura más tiempo.
sonrisa

Efectos secundarios del blanqueamiento dental

En los blanqueamientos dentales también podemos encontrar efectos secundarios de las sustancias blanqueadoras:

  • Los productos blanqueadores contienen peróxidos. Éstos al degradarse, potencian la acción mutagénica de otras sustancias como la del humo del tabaco. Así pues, los conocimientos científicos acumulados hasta ahora indican que el paciente no debe fumar mientras lleve una férula de blanqueamiento. Por otra parte, el uso continuado de los peróxidos, puede alterar la flora bucal y provocar el crecimiento de Cándida albicans e hipertrofia de las papilas y gingivitis.
  • El blanqueamiento dental en clínica con alto porcentaje de peróxido, y luz led, se ha visto que puede producir pulpitis.
  • En el blanqueamiento de dientes desvitalizados o blanqueamiento dental interno, puede aparecer reabsorción radicular; y puesto que los dientes se preparan internamente, es posible que se produzcan fracturas coronarias.
  • Inmediatamente después del blanqueamiento no deben realizarse restauraciones adhesivas, ya que la fuerza de adhesión de los materiales está muy reducida. Hay que esperar unas dos semanas para continuar las restauraciones o empastes.
  • El paciente debe saber que los resultados del blanqueamiento desaparecen con el tiempo y que en algunos casos es necesario un nuevo tratamiento (después de aproximadamente un año). La tinción tiene a menudo varias causas (café, vino tinto, zumo de frutas, bebidas refrescantes, bebidas con pH bajo, tabaco, etc.). Mientras estos factores externos actúen, los dientes seguirán oscureciéndose.

Pese a estos riesgos, el blanqueamiento de los dientes vitales y los desvitalizados es el tratamiento de odontología más conservador para el diente.

¿En qué casos se puede aplicar un blanqueamiento dental?

  • Tinciones por tetraciclinas. La primera tetraciclina se aisló en 1948, y las primeras tinciones se vieron en 1956, acumulándose sólo en parte en esmalte y la gran mayoría en dentina.

Tras la oxidación inducida por la luz, se forma un chinón rojo, pigmento que puede reducirse mediante blanqueamiento.

Las tinciones por tetraciclinas pueden ser marrones, grisáceas o azuladas; la mayoría de las veces son bilaterales, y suelen afectar a varios dientes en ambos maxilares. Si afectan los incisivos temporales, cabe sospechar que la tinción por tetraciclina ha aparecido ya entre el cuarto mes de embarazo y el noveno mes después del parto. Si, en cambio, se tiñen los incisivos permanentes, por lo general se ha tomado la medicación por tetraciclinas entre el tercer mes de vida y el séptimo año de edad.

La intensidad de la tinción depende de la cantidad de la administración y de la duración de las tetraciclinas; el tipo de tinción depende del tipo de derivado de la tetraciclina. Las tres categorías de tinciones por tetraciclinas son:

  • Categoría 1: Tinciones leves ( amarillas, marrones o grises) que se distribuyen uniformemente por todo el diente. Pueden eliminarse en la mayoría de los casos con tres a cinco sesiones de blanqueamiento en la consulta o mediante una “cura de blanqueamiento” de cuatro semanas en casa.
  • Categoría 2: Tinción intensa, pero de distribución uniforme, que normalmente se puede eliminar con cinco o siete sesiones de tratamiento en la consulta o en 4-6 semanas con el método de blanqueamiento casero.
  • Categoría 3: Tinciones intensas con bandas horizontales que requieren carillas o incluso coronas.

 

  • Fluorosis: Si entre el segundo trimestre del embarazo y el noveno año de vida, es decir, durante el desarrollo de la dentición, se toma más de 1ppm al día de fluoruros en el agua de beber, puede producirse una fluorosis en el niño. ( Antes de administras flúor hay que comprobar el contenido en fluoruros del agua de beber). El grado de tinción dentaria – desde tiza claro hasta bandas marcadas amarillo-marrones por precipitación (secundaria) tras la erupción de los dientes- se correlaciona directamente con la cantidad de fluoruro ingerido. Las tinciones se limitan al esmalte ( auténticas malformaciones del esmalte o hipoplasias), siendo la mayoría de las veces bilaterales y en ambos maxilares. Con frecuencia el blanqueamiento sólo da buen resultado en tinciones superficiales del esmalte. Una combinación de microabrasión y blanqueamiento ( de 2 a 4 blanqueamientos) seguida por un maquillaje o reconstrucción del esmalte con composites de microrrelleno es el tratamiento de elección. Alternativamente cabe emplear el tratamiento con carillas.
  • -Lesiones de manchas blancas (White spot): Estas tinciones son congénitas o adquiridas, Durante la formación del esmalte pueden producirse distintas mineralizaciones desencadenadas por un traumatismo, un exceso de administración de fluoruros, disposiciones genéticas o enfermedades. Las White spots heredadas son lesiones iniciales de caries y están provocadas por bacterias. Es frecuente encontrarlas alrededor de brackets de ortodoncia. Las white spots adquiridas deben tratarse junto con la causa. Esto significa que, entre otras cosas, hay que conseguir una baja actividad bacteriana (actividad de caries).
  • Tinciones dentales causadas por la edad: A lo largo de los años los dientes se oscurecen. Un color de dientes juvenil A1 se convierte a lo largo de la vida en A2, A3 o A4. Éste es un proceso natural que incrementan determinados componentes de platos picantes, bebidas alcohólicas y humo de cigarrillos o tabaco. Las tinciones causadas por la edad se blanquean excelentemente.

El proceso del blanqueamiento dental

Respecto al Blanqueamiento de los dientes vitales, hay que empezar tomando radiografías para aclarar la cuestión de la vitalidad de los dientes. Se debe comprobar también la impermeabilidad de las restauraciones existentes. De este modo se evita que el peróxido de hidrógeno pase ala dentina y a la proximidad de la pulpa. En primer lugar, antes de cualquier blanqueamiento hay que determinar el color. Muchos pacientes desean tener dientes blancos como la nieve. Este color más allá del A1 se denomina Hollywood toilet white. No hay que aspirar a este objetivo. Es realista un aclaramiento del color de los dientes en dos grados. El tratamiento de blanqueamiento debe detenerse a más tardar cuando se alcance el color A1, ya que un tratamiento de blanqueamiento de duración incontrolada puede ocasionar daños en la estructura dentaria.

  • Acción del blanqueamiento en las restauraciones: Hay que informar al paciente de que sólo se blanquea la superficie del esmalte y no las restauraciones existentes. Por tanto, puede suceder que tras tratamientos de blanqueamiento las coronas y las obturaciones tengan un aspecto demasiado oscuro, pudiendo confeccionar una nueva restauración, pero respecto alas coronas será necesario cambiarlas.
  • Deglución de la sustancia blanqueadora: En el estómago, el peróxido de carbamida se descompone en peróxido de hidrógeno y urea. El peróxido de hidrógeno se degrada en agua y oxígeno. La urea es una sustancia que se encuentra en el cuerpo y se elimina a través de los riñones.

Los blanqueamientos en casa o ambulatorios

Están en el mercado desde 1989. La mayoría de sustancias blanqueadoras son ligeramente ácidas, de modo que es posible que las superficies radiculares expuestas reaccionen con mucha sensibilidad, por lo tanto, estos pacientes deben emplear desde el inicio un dentífrico desensibilizante con fluoruro sódico. Los posibles efectos secundarios pueden ser:

  • Irritación de la encía por la férula.
  • Alteración de la articulación por la férula y su uso nocturno.
  • Dolor de estómago (sobrellenado de la férula y deglución del exceso).
  • Cuellos dentarios muy sensibles (tiempo de uso demasiado prolongado).

Su secuencia de uso sería:

  • Profilaxis dental, pulido de las superficies dentales.
  • Determinación del color.
  • Radiografías de los dientes que deben blanquearse.
  • Fotografía con el color dental determinado.
  • Diagnóstico, causas de la tinción.
  • Toma de impresiones.
  • Confección de una férula de blanqueamiento.
  • Entrega de la sustancia blanqueadora al paciente. Demostración del uso y entrega de las instrucciones por escrito.
  • Control del curso del tratamiento.

Sus contraindicaciones serían:

  • Pacientes con enfermedades sistémicas graves.
  • Pacientes con medicaciones fuertes.
  • Mujeres embarazadas o lactantes.
  • Pacientes con alergia a la sustancia blanqueadora o al componente de la férula.
  • Pacientes con dientes muy destruidos o muy obturados.
  • Pacientes que fuman mucho o mastican tabaco.
  • Pacientes con alteraciones en la articulación temporomandibular.
  • Pacientes con tinciones extremas azulado-grisáceas .
  • Pacientes con superficies dentarias hipersensibles.

Blanqueamiento en la consulta

Se consigue con materiales más agresivos, por lo que obtiene resultados más rápidos. En primera línea se emplean los productos con una alta concentración del producto blanqueador. Debido a su agresividad, es necesario vigilar que la encía esté suficientemente protegida por un dique de goma. El incoveniente del blanqueamiento en la consulta es que el tiempo de tratamiento hace que el precio sea mayor.

Indicaciones.

  • Objetivo, resultado más rápido.
  • El paciente prefiere en la consulta.
  • Sólo hay que blanquear dientes individuales.
  • Medida preprotésica.

Contraindicaciones:

  • Dientes hipersensibles.
  • Grandes obturaciones.

Secuencia de blanqueamiento:

  • Profilaxis dental, pulido de las superficies dentales.
  • Determinación del color.
  • Radiografías de los dientes que deben blanquearse.
  • Fotografía con el color dental determinado.
  • Diagnóstico, causas de la tinción.
  • Colocación del dique de goma.
  • Colocación del producto blanqueador y recambio cada 10-20mni. Un tratamiento dura entre 30 y 60 min como máximo según se use luz LED o Laser y suele conseguir un aclaramiento de 1-1,5 grados en la escala de color Vita.
  • Tras la retirada del dique de goma, remineralización de los dientes con gel de fluoruro.

El tratamiento puede repetirse entre 2 y 4 veces.

Las posibles complicaciones postoperatorias pueden ser quemaduras de la encía o dolor.

Blanqueamientos de los dientes desvitalizados

Consiste en colocar el producto blanqueador en la cámara pulpar del diente. Éste método es eficaz para aclarar los dientes desvitalizados que se han teñido después del tratamiento de conductos.

Secuencia de tratamiento:

  • Determinación del color y fotografía.
  • Aislar el campo con un dique de goma.
  • Sellar la obturación de conductos radiculares y control radiológico.
  • Introducir después de grabar superoxol y perborato sódico.
  • Aplicar calor de 2-5 min. Quitamos el producto y lo volvemos a poner cada 5min durante 30min.
  • Cuando se a terminado el paciente se enjuaga y si no se está satisfecho se puede volver a repetir.
  • Se introduce una pasta y se espera dos días hasta ver que el paciente está satisfecho, si es así se realizará la obturación.
  • También se puede hacer dejando el producto dentro del diente de entre 2 días a 1 semana.

El blanquemiento interno no debe realizarse más de 4 veces, pues, de lo contrario, la estructura dentaria interior se debilita mucho, con el consiguiente riesgo de fractura coronaria.

¿Cuánto dura un blanqueamiento?

Al cabo de aproximadamente de 1 año el paciente debe volver a blanquearse ligeramente los dientes. En un tiempo que va de 1 a 4 años el color dental originario recidiva si no se renueva el blanqueamiento. Este lento reoscurecimiento de los dientes depende del color inicial: las tinciones amarillo claro no recidivan con tanta rapidez como las grises. En los pacientes jóvenes el cambio de color se mantiene más tiempo que en los mayores.

Contacta con nosotros si tienes alguna duda.

Antes de firmar/enviar tu solicitud, lea y acepte nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra Política de protección de datos

Pide cita