Tipos de implantes dentales

En nuestras clínicas dentales en Madrid sabemos que los implantes dentales pueden ser una de las mejores opciones para las personas que han perdido algún diente o varios, debido a que son firmes, fuertes, resistentes, estéticos y en la mayoría de los casos son útiles durante muchos años e incluso toda la vida.

Los implantes dentales pueden clasificarse de diferentes maneras:

1. Clasificación de los implantes dentales según su material:

-a. Implantes dentales de Zirconio.

-b. Implantes dentales de Titanio.

2. Clasificación de los implantes dentales según su forma de colocación:

– a. Implantes dentales de carga inmediata (zigomáticos o pterigoideos,…).

– b. Implantes dentales all on 4 y all on 6.

– c. Implantes dentales en dos fases.

3. Clasificación de implantes dentales según su disposición en el hueso:

a. Implantes dentales endo-óseos (osteointegrados):

Implante con forma de tornillo (endo-óseo).

Implante cilíndrico.

Implante dental laminado.

b. Implantes dentales subperiósticos (yuxta-óseos).

4. Clasificación de los implantes según su material:

-a. Implantes dentales de zirconio:

La técnica que se utiliza para realizar los implantes de zirconio es la biointegración, que en lugar de tratarse de una unión mecánica, como en el caso de la osteointegración de los implantes de titanio, nos encontramos ante una unión química que se produce a través de una capa formada entre la superficie del hueso y la superficie del implante.

Este tipo de unión es más rápida e intensa que la de la osteointegración.

Se ha observado que el nivel óseo alrededor de estos implantes se ha mantenido intacto con el paso del tiempo, lo cual ofrece menos posibilidades de que se produzcan infecciones por acumulación de bacterias subgingivales.

Su color blanco es muy similar al de las piezas dentales originales y tiene una extraordinaria durabilidad siempre que se mantengan unas condiciones de higiene óptimas, hasta el punto de que muchos dentistas ofrecen una garantía de por vida con estos implantes.

Además, el zirconio evita la formación de placa bacteriana a su alrededor, resiste muy bien la corrosión de los ácidos y no provoca problemas por los cambios de temperatura. 

Estos implantes se utilizan en pacientes alérgicos al titanio o que quieren una extremada estética.

-b. Implantes dentales de titanio:

El titanio es el material más utilizado para los implantes dentales.

Se trata de un metal de un color similar al acero, pero más ligero, fácilmente moldeable y de una extrema dureza. 

Su alta biocompatibilidad hace que el organismo difícilmente lo rechace. La técnica que se utiliza para colocar los implantes de titanio es la osteointegración: una unión mecánica a través de la cual las células del hueso se adhieren a la superficie del implante, consolidando así de forma progresiva su fijación al maxilar.

5. Clasificación de los implantes según su forma de colocación:

-a. Implantes dentales de carga inmediata y Zigomáticos:

No tendremos que abrir la encía para insertar el implante, colocaremos el implante dental y fijaremos la corona en el mismo momento.

Es necesario que haya una buena cantidad de hueso para poder hacerlo.

Es muy poco frecuente ya que es necesario que en la zona no haya ninguna infección.

El tipo de técnica dependerá del estudio de nuestros especialistas, rellenos óseos, elevaciones de seno, implantes pterigoideos o Zigomáticos son algunas de ellas.

Estos últimos, son para los casos en los que el paciente no dispone de hueso en el maxilar. Estos implantes Zigomáticos son la mejor opción, pues son más largos que los estándar, y nos permiten “anclarlos” en el hueso zigomático, situado en la zona del pómulo. La mayor ventaja de este tipo de tratamiento es que se evitan complicadas cirugías con injertos óseos, muchos meses de espera, y se consiguen dientes fijos en el mismo día casi siempre.

  • b. Técnicas all on 4 y all on 6:

Las técnicas All on 4 y All on 6 consisten en una prótesis dental de arcada completa fija sobre cuatro implantes dentales, en el caso del All on Four, o de seis, en All on Six el mismo día de la intervención.

-El mismo día de la cirugía de implantes, el especialista coloca al paciente una prótesis de arcada completa fija sobre cuatro o seis implantes.

Los tiempos de tratamiento son mucho más cortos porque  el número de intervenciones se reducen y la carga inmediata de la prótesis dental el mismo día de la intervención, minimiza también el tiempo en conseguir los dientes definitivos.

Se consigue estabilidad aunque la calidad y cantidad de hueso sea mala, porque estos implantes son más largos que los convencionales para aprovechar al máximo el contacto con el hueso. Así, para los pacientes edéntulos o sin dientes con poco hueso, estas dos técnicas representan una buena solución.

Los precios del tratamiento son más bajos ya que los costes son más bajos, en otros tratamientos con implantes se requieren o un mayor número de implantes o aplicar técnicas con injertos óseos o cirugías más complejas.

-c. Implantes dentales en dos fases o bifásicos:

La primera fase de colocación, es para introducirlo y que se integre en el hueso.

Pasados entre 3 y 6 meses en función de la zona que sea, colocaremos el pilar y la corona.

6. a- Implantes Endo-óseos (osteointegrados o dentro del hueso):

Este tipo de implantes se colocan quirúrgicamente en los huesos maxilares o en el hueso de la mandíbula. Cuando el implante ya se encuentra listo y la osteointegración a concluido, se procede a colocar la prótesis o corona para darle el aspecto de diente.

Existen varias formas del implante endo-óseo:

  • Cilíndricos.

Estos implantes son los que se integran con el hueso de tal manera que tienen unas pequeñas perforaciones para que el hueso pueda desarrollarse en su interior y así quedar firmemente colocado.

El proceso para realizar este tipo de implantes suele ser algo lento debido a que el hueso debe integrarse poco a poco, por lo que hoy en día no son muy usados.

  • Tornillo (roscados): Actualmente es el más utilizado.

El implante con forma de tornillo está elaborado con un metal biocompatible, el cual es el titanio.

Una de las varias ventajas que incluye este tipo de implante dental es la posibilidad de ser colocado en uno o varios dientes consecutivamente.

También con los avances de la odontología, la superficie del implante está alterada por medio de Titanium Plasma Spray Titanium, lo cual logra una mayor fuerza en la implantación con el  hueso por lo que reduce el tiempo de la osteointegración y los resultados son más efectivos, además de que duran mucho más tiempo que los otros tipos de implante.

  • Láminas.

Estos implantes nos dan muy buenos resultados cuando se sustituye un incisivo central en el nivel del maxilar superior, más que todo cuando el hueso es bastante ancho y profundo. Los dentistas no los recomiendan.

6. b- Implantes dentales Subperiósticos (Yuxta-óseos):

Este tipo de implantes consisten en un marco de metal que se coloca en el hueso de la mandíbula justo por debajo de las encías.

Por eso, tienen la forma del borde del hueso para que puedan ser fijados adecuadamente.

Principalmente, este tipo de implantes dentales se utilizan para pacientes que no pueden usar las dentaduras convencionales y que tienen una altura ósea mínima. Estos implantes están cayendo poco a poco en desuso. Al colocarse por encima del hueso, los mayores problemas de este tipo de implantes radica en la osteointegración. Además, estos implantes son mucho más extensos y requieren de cirugías mucho más amplias, por lo que la recuperación del paciente es más lenta y las complicaciones son mayores.

En un principio este tipo de implantes se realizaban mediante una aleación de cromo-molibdeno, por lo que eran los técnicos dentales los que se encargaban de su confección.

Implantes con relleno de hueso

En cuanto a los rellenos de hueso, para la colocación de implantes dentales el primer requisito es la existencia de suficiente hueso, en calidad y cantidad, para poder soportar el implante.

Cuando no se dan las condiciones y no hay hueso para el implante, podemos recurrir a técnicas de regeneración de tejido, que nos permitirán recuperar el hueso perdido. Esto hará que se produzca la osteointegración del implante con el hueso.

Son los tratamientos de regeneración ósea y permiten regenerar el hueso dental de forma natural.

Existen diferentes técnicas y materiales que favorecen el rápido crecimiento del hueso. Éstos ofrecen la solución para la colocación de implantes dentales en los casos que sea necesario y algunas de ellas son:

  • El PRGF o plasma rico en factores de crecimiento:

Cuando tenemos el problema de que no hay hueso para el implante, una de las técnicas más beneficiosas para la regeneración ósea es el PRGF o plasma rico en factores de crecimiento.

Este plasma rico en factores de crecimiento se obtiene de la extracción de sangre del mismo paciente y ofrece la cantidad necesaria de proteínas, para estimular el crecimiento del hueso perdido de forma acelerada.

  • Los injertos:

El injerto de hueso consiste en implantar un trozo de hueso, normalmente del propio paciente, en la zona del maxilar que tiene deficiencia ósea. Se suele utilizar hueso del mentón o de las zonas posteriores de la mandíbula.

El injerto óseo pretende generar hueso en la cantidad y volumen que necesita el paciente y para ello se utilizan distintos materiales.

Xenoinjerto: es el injerto de hueso de otro origen biológico distinto al paciente, es decir un trozo de hueso de animal.

Aloplástico: el injerto de este tipo no tiene un origen animal o humano, sino que trabaja con materiales sintéticos.

Aloinjerto: se utilizan huesos de la misma especie pero con genética distinta, es decir, estamos hablando de huesos humanos que provienen de bancos. Este tipo de injerto se suele combinar con autoinjertos para obtener los resultados deseados.

Cuando hablamos de implantes dentales, el profesional tiene que evaluar previamente al paciente y establecer si realmente necesita más masa ósea y que sea de la calidad necesaria para la instalación de los implantes.

  • La regeneración ósea guiada:

La elección de la técnica para la regeneración ósea, dependerá de la cantidad de hueso a reponer, comúnmente llamado relleno de hueso para el implante, el lugar de colocación del hueso y el tamaño del implante a colocar.

  • La elevación de seno maxilar:

El PRGF, a veces llamado regeneración ósea dental con plasma, también se utiliza en conjunto con la elevación de seno maxilar, que nos permite depositar en el seno un injerto a modo de relleno, para la formación de hueso.

Los senos son dos cavidades que se encuentran debajo de las órbitas oculares y que suelen estar llenos de aire, delimitando con las raíces de las piezas dentales por una porción ósea.

A veces cuando se pierde una pieza superior, con el paso del tiempo, esta porción ósea disminuye siendo necesaria una cirugía para regenerar el hueso perdido.

 

No Comments

Post A Comment

Pide cita